Cargando...

Galini

Es uno de los pequeños pueblos rurales de Naxos que – según el censo de 2001 – cuenta con 192 habitantes. Se encuentra apenas a 6 kilómetros de Chora - Apollonas, al norte de la carretera de Chora - Apollonas. Está construido en la parte oeste del valle de Eggares, anfiteatralmente sobre las rocas, con respeto a la tradición y la valiosa tierra fértil de la llanura. Resplandece de color y limpieza. Cada casa tiene su propio pequeño jardín.

El antiguo nombre de Galini era Achapsi, nombre con el que fue caracterizada la población del Municipio Vivlos de la provincia de Naxos (Boletín Oficial del Estado de la República Helénica 22-18/12/1840). Se denominó Galini el año 1955.
Es el pueblo de las familias jóvenes, de la gente joven que conserva una Escuela Primaria con veinte niños. Mantienen con devoción las tradiciones y costumbres del pueblo. Centro de actividades es la escuela y el único café.

En Pascua se organiza la famosa Procesión del Santo Entierro (Epitafio) y los maskoulas anuncian con detonación la Resurrección de Cristo. El quince de agosto (festividad de la Dormición de la Virgen) el pueblo festeja. El día anterior se realiza la procesión del Epitafio de la Virgen y el mismo día se organiza la gran fiesta en la escuela. El 29 de agosto es la celebración de Agios Ioannis Nisteftis (San Juan el Ayunador). Es el final del verano. Al día siguiente, se van los últimos residentes atenienses. El 1º de febrero, el pueblo celebra nuevamente el día de « Agios Trifonas», el protector de los agricultores. En Carnaval, los “cordellates” (los que visten uniforme de euzón) -  así como los llaman en el pueblo, dan un ambiente especial y único de carnaval.
En Galini no existe ninguna tienda que venda productos tradicionales.
Pero si le ofrecen queso ácido, requesón, naranjas, albaricoques, higos, nísperos, limones, vino, aceite, tomates y otros, no se niegue a recibirlo. Usted encontrará hotel para unas vacaciones tranquilas y especiales, al igual que tabernas para comer.

Delante de la aldea se extiende la llanura con los huertos llenos de árboles frutales, hortalizas, viñas, olivos. Los cultivos están protegidos del aire con los tradicionales setos cortavientos. Dentro de cada huerto, el visitante verá el pozo y la mesa de piedra, al igual que las pequeñas granjas al lado de la cisterna, a la sombra de una higuera o de una morera. Ahí encontrará todos los cultivos, desde los más modernos hasta los más tradicionales. Es la llanura a la que se refiere Nikos Kazantzakis cuando habla de sus vacaciones de verano, en su libro «Informe al Greco».

De Galini comienza la calle que llega a la playa Amitis. A cien metros de la aldea, a la derecha, nos encontramos con la iglesia de Panagia Attaleiotisa. A los quinientos metros aproximadamente, a la izquierda, bien escondido en un barranco se encuentra el monasterio Ypsili, que fue construido por el griego ortodoxo Jacob Kokkos, en 1660.  Este es – quizás – el castillo-monasterio más característico de Naxos, gracias a la particularidad de su torre circular sudoeste, único elemento en cuanto a las correspondientes edificaciones esparcidas en la isla. La estricta austeridad de la arquitectura exterior de la torre es seguida por la plasticidad de los volúmenes de su interior. La torre Ypsili es privada y visitable, con un billete de entrada de 3,5 euros.
 
Al final de la calle, a 1200 metros, finaliza la llanura de Eggares. Hay se encuentra el destacado humedal que es definido por el mar con la arena de la playa de Amitis (área de 500 metros). Es una playa sin vida social, sin tabernas y sin 4x4. Cuando los vientos etesios se intensifican, es ideal para el windsurf y un lugar único para las noches románticas sin luna!
Nikos D. Kritikos


Nikos D. Kritikos

Sign up for our newsletters!

The weather now: