Cargando...

Miloi

MILI, LA BELLEZA DESCONOCIDA DE NAXOS

Un lugar que no herirá la estética. Al contrario, el ambiente en tres pequeñas aldeas de Mili que las une un recorrido de ensueño, los viejos molinos de agua, el antiguo acueducto con las hermosas cascadas, el pintoresco callejón entre los huertos, los plátanos los olivos y los piñones, los pocos habitantes del pueblo, de buen corazón y amables. Todo junto funciona colectivamente para un  memorable viaje.
Usted no necesita guía para visitar el pueblo, basta con que siga la dirección del agua que le guiará de Kournochori a Mili, y de ahí al santuario antiguo de las fuentes y los antiguos kouros de Melanes. Sus nombres provienen de los numerosos molinos de agua que se encuentran a lo largo del recorrido de las aguas.  El pueblo se divide en tres zonas, Kato Mili, Meseo Mili y Pano Mili, que a su vez pertenecen al Departamento Municipal de Melanes y se encuentran en la parte sureste del valle homónimo.
Kato Mili es la primera aldea con la que se encontrará, con una escena inhabitual para alguien que vive en la ciudad. Parece que el tiempo ahí se ha detenido hace cien años. Verá casas con patios, la mayoría sin gente, monumentos de otras épocas. Una o dos habitaciones pequeñas para atender las necesidades de las familias prolíficas, una es la cocina el área de recepción y la otra es el dormitorio de la casa. Fuera en el patio que es más espacioso, existe una habitación más, que es el “matzes” o “mitatos”, un espacio para los animales y el horno, que constituye habitación auxiliar de la casa.
Meseo Mili: En el segundo pueblecito distingue otra época mas reciente, la década de los 30. Un grupo de 5 a 6 casas, una junto a la otra intentando protegerse, como si sienten la angustia del evidente abandono. Los vehículos no llegan aquí, teniendo como resultado que el camino pavimentado blanco  mantenga por bastante tiempo su belleza, debido al cuidado de una anciana, ama de casa de Mili. La belleza y la elegancia son patrimonios innatos de las amas de casa del pueblo. Estores (persianas) hechos a manos visten las ventanas, mientras que hermosos encajes adornan las vitrinas y otros rincones de la casa.
Pano Mili: Siguiendo nuevamente el camino de las aguas para ir a Pano Mili, las imágenes de la naturaleza que usted descubre son únicas. Además, el elemento agua es el que prevalece. El encanto del paisaje se muestra por las cascadas y el movimiento perpetuo de las aguas agua, atendidas hasta el último detalle, creando momentos de magia. En Pano Mili coexiste lo antiguo con lo nuevo. Aquí se hacen esfuerzos para mantener y restaurar varias casas, que muestran esmero, amor y respeto a la tradición. Y una vez que esté allí, merece la pena seguir la ruta tradicional y siempre junto al camino de las aguas, para llegar hasta Flerio que es la continuación de un viaje de inagotable belleza natural.



Diario Melanitikes Horas
   
   
   
   


Sign up for our newsletters!

The weather now: